¿Te quieres comprar una moto? Descubre las ventajas de una moto eléctrica

Compromiso con el planeta

La nueva movilidad, respetuosa con el medio ambiente, está creciendo como la espuma. Y uno de los vehículos en auge es la moto eléctrica. Ideal para moverse por la ciudad, también ha dado el salto a la carretera con propuestas muy interesantes.

Por eso, te mostramos las ventajas de una moto eléctrica y todo lo que debes saber si estás pensando en comprar un vehículo de este tipo.

Te adelantamos que seguramente querrás una, porque la moto eléctrica ya no es el futuro, sino un presente limpio, cómodo, rápido y atractivo.

Las ventajas de una moto eléctrica

Aunque se habla mucho de los coches eléctricos, lo cierto es que la moto eléctrica ha conquistado silenciosamente muchas ciudades. 

Podemos verlas en cada vez más capitales españolas, especialmente en el formato de alquiler, además de que muchos amantes de la motocicleta se están pasando a la revolución eléctrica.

Y es normal, porque tiene todas estas ventajas:

1. El ahorro de combustible

Es innegable que, además de lo ecológico, miramos el bolsillo cuando consideramos una moto eléctrica. Y esta es mucho más rentable cuando se trata de ahorrar combustible.

Mientras que con una moto convencional consumimos entre 2,8 y 5,7 litros al recorrer 100 kilómetros (con una media de 4,4 litros que varía según la potencia) eso significa que gastamos entre unos 4 y 9 euros.

Con una moto eléctrica, estamos hablando de que esos mismos 100 kilómetros los podemos hacer por unos 30 céntimos de media. De nuevo, este consumo varía según la potencia de la motocicleta eléctrica, pero sea la que sea, el ahorro en combustible siempre es muy superior al de la moto convencional.

2. Limpia, silenciosa y ecológica

Esta ventaja de la moto eléctrica es la que más nos gusta en Enérgya-VM, y es que no produce emisiones a la atmósfera, ni de gases de efecto invernadero ni de otros contaminantes nocivos para la salud.

Además, la moto eléctrica tampoco produce polución acústica al ser silenciosa y puede ser 100% ecológica si el repostaje proviene de fuentes renovables, como las que te ofrecemos en Enérgya-VM.

3. Una moto eléctrica necesita menos mantenimiento y reparaciones

¿Cambiar el aceite o el filtro? No es necesario. ¿Se puede romper alguna de las muchas piezas del motor? Es difícil, porque no tiene tantas. El motor de una moto eléctrica es mucho más sencillo que uno de combustión.

Eso implica menos mantenimiento habitual, menos viajes al taller, menos posibilidades de rotura y que no haya piezas exóticas o difíciles de reponer en caso de avería.

4. Fácil y rápida de recargar

Una moto eléctrica tiene menos exigencia de energía que un coche. Por eso, suelen llevar enchufes cotidianos que se pueden conectar a cualquiera que tengamos en casa.

Además, es más rápida de recargar aunque no usemos puntos de repostaje especializados. 

Algunas motos potentes pueden recargar el 100% de la batería en 3 horas y otras menos poderosas en 1 hora. Estamos hablando de que emplean el mismo tiempo que algunos móviles o tablets. Y gracias a la mejora en tecnologías de carga rápida, esta es cada vez más fácil y conveniente.

5. Reciben ayudas y subvenciones de la administración

Otra ventaja actual de las motos eléctricas es que, para potenciar la transición a una movilidad limpia, puedes tener ayudas de la administración.

Desde subvenciones directas a reducciones muy considerables en los impuestos de circulación, sin duda es un buen momento para comprar una moto eléctrica.

6. Tienes una gran variedad de motos eléctricas para elegir

Aunque pueda parecer que la motocicleta eléctrica está limitada a ciclomotores para la ciudad, con escasa potencia y autonomía, nada más alejado de la realidad. Las grandes empresas están apostando fuerte por la moto eléctrica y tienes mucho donde elegir.

Marcas como la legendaria Harley-Davidson, con su modelo Livewire, o la innovadora Motorrad Vision DC Roadster de BMW, son algunas de las opciones para los moteros más apasionados. Con ellas no tendrás que renunciar a la experiencia de la moto y no contaminas el entorno que te encanta recorrer sobre dos ruedas.

Estamos hablando de máquinas que pasan de 0 a 100 km/h en solo 3 segundos y tienen cada vez mejor autonomía.

Por eso, seas el tipo de motero que seas, hay un modelo de moto eléctrica adecuado para ti. 

7. Todas las ventajas de la moto convencional

Por supuesto, la moto eléctrica tiene también todas las ventajas de la moto convencional: mayor movilidad por ciudad, libertad total, facilidad de aparcamiento…

La moto eléctrica permite tener lo mejor de los dos mundos y no tener que renunciar a nada.

Así que ya sabes, si estás pensando en comprarte una moto, piensa también en eléctrico. Ahorrarás, no te perderás nada respecto a una moto convencional y contribuirás a un mundo mejor.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso