Todo sobre la instalación fotovoltaica para viviendas unifamiliares

Eficiencia energética

Dentro de las posibilidades que tiene el autoconsumo solar, una de las más interesantes es realizar una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar.

De hecho, estas instalaciones resultan más atractivas que en el caso de los dueños de un piso, porque pueden disponer libremente del tejado de su casa para la colocación de los paneles.

¿Es difícil realizar una instalación fotovoltaica para viviendas unifamiliares?

Para nada, de hecho es al contrario. Al no tener que estar pidiendo permisos o hablando con la comunidad de vecinos, una empresa con experiencia puede realizar la instalación en pocos días.

De hecho, también hay kits para instalarlos uno mismo, con diferentes potencias según la necesidad. Aunque si no eres experto, mejor pedir presupuesto. 

La oferta es cada vez mayor y, por eso, puedes encontrar buenas opciones, con facilidades de pago o incluso descuentos.

¿Qué tipos de instalaciones fotovoltaicas hay para viviendas unifamiliares?

Básicamente, tenemos 3 opciones:

  • Una instalación conectada a la red eléctrica general que vierta el excedente que no usamos a dicha red.
  • Una instalación conectada a la red para cuando no generemos suficiente energía solar, pero que no vierta el excedente (también llamada de «inyección cero»).
  • Una instalación aislada de la red eléctrica general.

Con la legislación actual, la mejor opción para la mayoría suele ser la primera, porque la compañía eléctrica nos compensará en la factura por esos excedentes que le suministramos. De esta manera, ahorramos aún más.

Los trámites para este tipo de instalaciones se han simplificado mucho con el Real Decreto 244/2019 que regula el autoconsumo.

Podemos optar por la tercera opción si la vivienda unifamiliar se encuentra en una zona muy aislada, por ejemplo. O si simplemente queremos ser 100% independientes de la compañía eléctrica y no saber más de ella.

En este caso, la instalación debe incluir un buen sistema de baterías, porque la energía solar es intermitente (por la noche no podremos extraerla). Dichas baterías pueden encarecer bastante la instalación.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de realizar una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar?

Lo principal es hacer un buen proyecto y lo mejor es lo hagan técnicos con experiencia. Sin embargo, podemos realizar una aproximación de la siguiente manera para ver si nos va a salir rentable:

  1. Tener en cuenta las características de la casa, cuántos viven en ella y el consumo eléctrico que se hace. Este será el elemento clave que determinará la dimensión y el coste de la instalación en la vivienda unifamiliar. Cuando mayor consumo, más costará, porque se precisarán más paneles para igualarlo.
  2. Tener en cuenta la potencia de la radiación solar en la zona en la que vives. Puedes hacerte una idea con el mapa y las cifras del Código Técnico de la Edificación (página 4 y siguientes del documento enlazado). Cuanta mayor radiación, más probabilidad de que los paneles funcionen a la potencia nominal que viene especificada en ellos.
  3. Tener en cuenta lo que estamos pagando ahora mismo de electricidad y el ahorro estimado en la factura. De manera que podremos saber en cuánto tiempo rentabilizaremos la instalación y si nos conviene económicamente.

¿Cuánto puede costar una instalación fotovoltaica para una vivienda unifamiliar?

El coste es muy variable dependiendo de los factores que hemos visto en la pregunta anterior, pero la buena noticia es que está bajando cada día más

Para hacernos una idea, pequeñas instalaciones fotovoltaicas unifamiliares, con el objetivo de ahorrarnos una parte de la factura, pueden estar alrededor de los 4.000 euros. Instalaciones más completas que nos hagan más independientes pueden alcanzar alrededor de los 10.000 euros.

Casi todo el coste se deberá a los paneles y el inversor (el dispositivo principal que comunica los paneles con nuestra red eléctrica, convierte la energía a corriente alterna y la hace segura). 

Eso sí, estamos hablando de instalaciones conectadas a la red sin baterías

Aunque dichas baterías domésticas son cada vez más interesantes (como la Powerwall de Tesla), pueden llegar a costar lo mismo o más que el resto de la instalación.

¿Qué más debo tener en cuenta para una instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar?

Aparte de todo lo que te hemos contado, ahora mismo hay ayudas para el autoconsumo energético.

Dichas ayudas suelen ser a nivel comunidad autónoma y también a nivel ayuntamiento. Estos últimos, principalmente, con una subvención en forma de bonificación del IBI.

Así que no dudes en llamar a ambos sitios para informarte, ver si puedes optar a alguna subvención y tenerla en cuenta dentro de tu proyecto.

Como vemos, la instalación fotovoltaica en una vivienda unifamiliar es una opción muy interesante.

De hecho, la mayoría de kits y alternativas del mercado se adaptan precisamente a este tipo de hogares. Por eso, representan una gran oportunidad para ahorrar dinero y proteger el planeta. 

Y más en este momento, en el que hay ayudas y los precios se han hecho más asequibles.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso