¿Qué servicios de transportes eléctricos existen?

Compromiso con el planeta

El futuro de las ciudades, en las que ya vive la mitad de la población mundial, pasa por recuperarlas para las personas y hacerlas sostenibles. Para eso, es imprescindible fomentar los transportes eléctricos.

Eso genera menos contaminación, tanto por emisiones como acústica, además de abaratar los costes de repostaje y optimizar el tráfico. El futuro de ciudades limpias e inteligentes para por la electrificación.

Y parte de ese futuro ya se ha hecho presente en muchas ciudades del mundo. ¿Cuáles son las que están liderando los transportes eléctricos y cómo?

En Enérgya-VM te decimos cuáles son los mejores ejemplos, que nos permiten adivinar cómo será el futuro cercano de nuestra propia ciudad.

1. Oslo y Estocolmo, fomentando lo más importante para los transportes eléctricos: la recarga

Oslo y Estocolmo son 2 de las 20 ciudades del mundo que acumulan, ellas solas, alrededor del 40% de los vehículos eléctricos que hay en el mundo.

Además, incentivan el factor más importante para que prosperen dichos transportes eléctricos: la facilidad de repostaje.

El ayuntamiento de Estocolmo permite a las compañías instaladoras poner puntos de repostaje en propiedad pública sin coste. Olso, por su parte, gestiona una red de puntos de recarga de transportes eléctricos. Además, participa en múltiples proyectos, tanto públicos como privados.

Y es que el factor más importante, y a veces subestimado en los transportes eléctricos, es la conveniencia y disponibilidad de repostar.

No son las únicas ciudades. Hong Kong ha puesto en marcha, dentro de su red de transportes públicos, la posibilidad de recargar y pagar de manera muy sencilla.

2. Electrificando el transporte público

Muchas ciudades están dando el salto a los transportes eléctricos empezando por los transportes públicos.

Así, Buenos Aires, Santiago de Chile, Montreal, Oslo y Estocolmo de nuevo, además de Shenzhen y Guangzhou en China, están electrificando sus servicios públicos.

3. La policía eléctrica

En otras ciudades, como Los Ángeles, además del transporte público, su ayuntamiento está fomentando el uso de coches eléctricos por parte de la policía.

260 vehículos de momento, más una inversión en puntos de recarga a lo largo de la ciudad, hacen que el futuro del transporte policial también sea eléctrico.

4. Alemania, facilitando el aparcamiento y abriendo zonas restringidas

Otro ejemplo de fomento de transportes eléctricos lo encontramos en Alemania.

Con una plataforma global para incentivarlos, a la que se han unido muchas ciudades, Alemania fomenta los transportes eléctricos permitiendo:

  • Aparcamiento gratuito.
  • Acceso a zonas restringidas a la circulación normal.
  • Carriles exclusivos
  • Legislación especial que favorece todo lo eléctrico
transportes eléctricos
San Francisco es la ciudad pionera, con más transportes eléctricos y un plan para seguir siendo líder en el futuro

5. San Francisco, la ciudad electrificada… y limpia

San Francisco es la ciudad pionera, con más transportes eléctricos y un plan para seguir siendo líder en el futuro.

No solo su emblemático servicio de tranvía es eléctrico, es que es la ciudad con más puntos de recarga per cápita del mundo. La mitad son del ayuntamiento y la otra mitad privados, pero son de disponibilidad pública.

Y lo que es más importante y encaja con los ideales de Enérgya-VM: Esos puntos de recarga suministran electricidad proveniente de fuentes 100% neutrales en cuanto a emisiones de CO2 y otros gases de efecto invernadero.

Con una campaña de fomento del transporte público, San Francisco incentiva que la segunda mejor opción son los transportes eléctricos privados. Por eso, quiere ser uno de los lugares más fáciles del mundo para vivir y compartir vehículos eléctricos.

6. China, el autobús eléctrico para todo

China está realizando un enorme esfuerzo de inversión en energía solar y electricidad en general.

De hecho, es la vencedora indiscutible en cuanto a autobuses eléctricos.

Y es que el futuro del transporte tiene forma de bus. Un informe estima que, no sólo el número de autobuses eléctricos se va a triplicar en el mundo para 2025, superando ampliamente el millon. También que esos transportes eléctricos serán el 50% de todos los autobuses que circulen por el mundo para ese año.

Y a la cabeza está China. Actualmente tiene el 98,3% de todos esos autobuses, y en 2025 se estima que siga manteniendo el 99% de todos los que existan.

Los Ángeles y San José, en Estados Unidos, están tomando nota e instando al regulador gubernamental para incentivar el paso de autobuses tradicionales a eléctricos.

7. Túneles subterráneos… y eléctricos

Una de las ideas más futuristas en cuanto a transportes eléctricos viene de la mano del visionario Elon Musk. El creador de Tesla y Space X, sueña con aliviar el terrible tráfico de Los Ángeles con un sistema de túneles subterráneos.

Por supuesto, usando electricidad para mover rápidamente a pequeños grupos de personas, a precio muy asequible y sin tantas paradas como el metro. Eso lo haría diferente del servicio subterráneo habitual.

Su principal visión es que sea algo «invisible» y que no se note. De momento, aún no ha empezado su funcionamiento, pero está avanzando muy rápidamente.

Si triunfa, es posible que ese sea el futuro de los transportes eléctricos para muchas ciudades.

Como vemos, desde los tradicionales autobuses que operan con batería, hasta los proyectos más futuristas, los transportes eléctricos van a determinar cómo serán las ciudades del futuro. Y será para bien.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso