Las 10 ventajas principales de los vehículos eléctricos

Eficiencia energética

No depender de combustibles fósiles, que contaminan y se agotan, pasa necesariamente por el uso masivo de vehículos eléctricos.

En Enérgya-VM siempre hemos apostado por ellos, y esos vehículos eléctricos han mejorado muchísimo desde sus primeros modelos.

Mayor potencia, mejor autonomía y un aprovechamiento de las nuevas tecnologías, hacen que ya puedan competir con los vehículos tradicionales de motor de combustión.

Pero no solo eso. Los vehículos eléctricos tienen muchas ventajas, y muy importantes, sobre los de gasolina o diesel.

Estas son las principales:

1. Los vehículos eléctricos no contaminan cuando circulan

Los vehículos eléctricos no producen emisiones de gases contaminantes cuando circulan, como ocurre con los de gasolina o diesel.

Eso implica una enorme mejora de la salud.

La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), en su último informe de Calidad del Aire en Europa, cuantifica nada menos que 500.000 muertes prematuras por gases tóxicos.

De ellas, 31.000 corresponden a España.

Además, la creciente contaminación se ha asociado con un aumento de las alergias y enfermedades respiratorias.

2. No contribuyen al efecto invernadero y luchan contra el cambio climático

Además de la contaminación directa por emisión de gases, los vehículos de gasolina o diesel generan gases que contribuyen al efecto invernadero y el cambio climático.

Los vehículos eléctricos, sin embargo, no emiten tampoco este tipo de gases, con lo que se lucha contra los desastrosos efectos del calentamiento global.

3. La posibilidad de recargar los vehículos eléctricos en cualquier parte

La realidad es que, donde hay un enchufe, existe la posibilidad de recargar vehículos eléctricos.

En casa, en el trabajo, en cualquier parte durante un viaje… Esto significa una mayor comodidad y conveniencia.

coche electrico
Donde hay un enchufe, existe la posibilidad de recargar vehículos eléctricos

4. Los vehículos eléctricos no producen contaminación acústica

No solo se poluciona el aire, la contaminación acústica es un problema muy importante que se suele infravalorar. Asociada a efectos nocivos, tanto en la audición, como psicológicos, es un tema de salud grave.

Los vehículos eléctricos, sin embargo, son silenciosos, lo que reduciría enormemente este problema.

5. Menores emisiones de CO2 durante todo su ciclo de vida

No solo los vehículos eléctricos emiten menos CO2 nocivo mientras circulan, también lo hacen durante todo su proceso de construcción.

En 2015, la EECA realizó un análisis del ciclo de vida. En él, concluyó que los vehículos eléctricos emiten menos gases nocivos, durante todo el proceso de fabricación, que los de combustible fósil.

De hecho, se ha calculado que estas emisiones pueden ser hasta un 60% menores.

6. Los vehículos eléctricos son más eficientes

Los motores de combustión son poderosos, pero muy ineficientes. Durante un proceso de combustión, apenas se aprovecha un 20 – 30% de la energía generada en el proceso.

Los vehículos eléctricos, por el contrario, pueden aprovechar hasta el 90% de la energía de sus baterías, lo que los hace mucho más eficientes en el consumo.

7. Son más económicos

El descenso del precio de generación de la electricidad, en contraposición al aumento de los precios del petróleo, hacen que los vehículos eléctricos sean más económicos.

Y teniendo en cuenta que son recursos que se agotan, la gasolina o diesel serán cada vez más caros con el tiempo.

Esta ventaja implica otra todavía mucho más interesante.

8. La posibilidad de usar energía inagotable y limpia

En Enérgya-VM apostamos por la energía 100% limpia y renovable. Actualmente, se están haciendo enormes avances en la generación de ese tipo de energía a coste cada vez más reducido.

Especialmente en el caso de la energía solar, las previsiones son excelentes.

Eso hace que los vehículos eléctricos, no solo vayan a ser cada vez más económicos, sino que también puedan funcionar gracias a energía inagotable y limpia.

9. Los vehículos eléctricos requieren menor mantenimiento

Al funcionar con motores eléctricos, no hay necesidad de lubricar, por ejemplo. El mantenimiento de los motores de combustión es más costoso, en tiempo y dinero.

Es por eso que no tienes que enviar tu vehículo eléctrico al taller tan a menudo como tu coche de gasolina o diesel.

10. Los vehículos eléctricos tienen una mayor seguridad

Algunas investigaciones recientes han comprobado que los vehículos eléctricos son más seguros.

Y no solo porque su centro de gravedad esté más bajo, lo que los hace más difíciles de volcar. La ausencia de combustible inflamable implica una menor probabilidad de explosión o incendio durante un accidente.

Como vemos, los vehículos eléctricos tienen enormes ventajas sobre los de motor de combustión.

Y quizá lo más importante es que el tiempo juega a favor de dichos vehículos eléctricos.

Eso hace que aumente la dimensión de estas ventajas, y muchas otras, como la autonomía y potencia, que ya empiezan a igualar a las de los vehículos tradicionales.

En Enérgya-VM apostamos por todo lo que pueda llevar a un mejor aprovechamiento de la energía, a que sea limpia e inagotable. La electrificación es algo necesario para que el mundo se pueda mover con energía renovable, y los vehículos eléctricos son un enorme paso adelante en este sentido.

Icono

¿Tienes dudas? ¿Necesitas asesoramiento?

Te llamamos sin compromiso